Una experiencia de abrir la puerta nueva: Misión en Col. Vista Esmeralda, León

By mayo 17, 2019 junio 4th, 2019 Acontecimientos recientes

Este año tres misioneros vinieron a Vista Esmeralda de sábado13 a Domingo 21 de abril. La pasamos muy bien con el equipo de la colonia. Visitamos algunas casas ofreciendo la bendición de la casa durante tres días. Hubo varios encuentros con las personas que viven ahí. Aprendimos a través de este encuentro cómo abrir el corazón a uno y otro. Muy a menudo los perros de las casas nos asustaron. Aunque nos acercamos a la casa valientemente, a veces las pasamos es que eran muy bravos. Las personas que recibieron la bendición expresaron su fe por su palabra o la manera de ser. Sentimos que nos encontramos con Dios a través de la gente. Luego tuvimos la clase de la catequesis en la tarde. Los niños y niñas jugaron con los misioneros y aprendieron sobre la Semana Santa.

El Jueves Santo, tuvimos la misa en la calle de la tienda de la señora Lula. Y Vigilia de Pascua también en el lugar de la tienda de los jalisiences. Es que querían celebrar la Pascua entre el pueblo que vive ahí. El Viernes Santo, el Via Crucis lo celebramos con los jóvenes del Anexo. Organizaron ellos muy bien. Experimentamos el Evangelio vivo. La Vigilia de la Pascua también fue muy bonita. P. Juan Manuel Buzo celebró el miércoles, el Jueves Santo y la Vigilia de la Pascua para nosotros. Fue la primera vez que venía a esta Colonia. Pero fue un padre muy cercano a la gente. Su homilía fue muy sencilla dialogando con los niños y motivándolos a participar en la misa positivamente. En ese momento los niños cantaron muy bien en voz alta. Se fueron muy satisfechos.

En la mañana del ultimo día, un adolescente expresó que quería ser misionero como ellos. Su deseo nos dió una gran alegría.

Después de 3 semanas una joven misionera, Fernanda, vino a la comunidad con su trabajo. Nos enseñó una cartulina que hizo para integrar y expresar su experiencia de la misión. Es una obra muy bonita. Nos admiramos como trabaja Dios en cada uno. Agradecemos a Dios.

La comunidad de León