Comunidad Puebla

Puebla_IMG_1733

La comunidad de Puebla fue fundada en julio de 1994 por 4 Religiosas de La Asunción con el objetivo de trabajar la pastoral juvenil y vocacional. El Obispo Rosendo Huesca nos hizo la invitación a integrarnos a la Diócesis de Puebla por medio de la Familia Lama a la que perteneció nuestra querida hermana Enriqueta Lama, gran misionera en la Congregación que en paz descanse.

El P. Gustavo Rodríguez Zarate nos fue introduciendo en el trabajo de la Diócesis en la que pronto nos insertamos formando parte del Equipo Diocesano de Pastoral juvenil.

A lo largo de estos 17 años hemos compartido la misión de los jóvenes con diferentes asesores diocesanos, responsabilizándonos de diferentes Zonas Pastorales. Esto nos ha permitido conocer a sacerdotes y líderes juveniles con los que actualmente seguimos colaborando en la construcción de la Pastoral juvenil. Sentimos una profunda alegría ver que muchos de los jóvenes que hemos acompañado han ido encontrando su vocación específica en la iglesia y en la sociedad. Algunas jóvenes han optado por la vida religiosa en La Asunción.

En el 2009 el actual Obispo Don Víctor Sánchez Espinosa nos invitó a formar parte del equipo de la Vicaría de Pastoral en la que analizamos, discernimos, acompañamos, coordinamos , impulsamos y promovemos la pastoral diocesana bajo de la dirección del Vicario Episcopal de Pastoral.

Nuestra casa siempre ha estado abierta para todos los que llegan, especialmente para los jóvenes, uno de ellos se expresa así:

Puebla_WP_20160221_044-395x221
Puebla_SAM_3141-395x305
Puebla_SAM_2088-395x270
Puebla_WP_20151011_031

“Estar en La Asunción es sentirse en familia, aquí puedo ser lo que soy, sin que me critiquen, ni se escandalicen de mí…”

Puebla_IMG_0161-395x526
Puebla_WP_20151024_006

Otro de los frutos de nuestra presencia en Puebla, que nació en la comunidad de Zavaleta, donde estuvimos colaborando algunos años en la catequesis parroquial, son los grupos de Amigos de La Asunción quienes han asimilado profundamente el Carisma y lo viven con una gran intencionalidad en su vida familiar y profesional. Vivimos con ellos la complementariedad de vocaciones y la pasión por el Reino.

Como Asunción nos hemos enriquecido de la experiencia de caminar con otros en el trabajo pastoral diocesano y de la riqueza de la cultura poblana en la que hemos tenido también la oportunidad de compartir nuestro Carisma y Espiritualidad.