Skip to main content
Category

Acontecimientos recientes

Los últimos acontecimientos

Sesión de formadoras 2021

By Acontecimientos recientes No Comments

Hoy ha dado comienzo la sesión de formadoras que reúne a 63 hermanas de las diferentes provincias de la Congregación. Tienen como objetivo dar respuesta a las llamadas del capítulo de Lourdes 2018:

  • Profundizar en los aspectos esenciales del modo de vida de la Asunción hoy en día.
  • Abordar los temas que desafían a la vida religiosa hoy: el mundo digital, los abusos, el acompañamiento de las personas vulnerables y sus implicaciones para la formación en la Asunción
  • Identificar algunas características básicas de las diversas comunidades de formación.
  • Crear una comprensión común sobre varios puntos de formación: contenido y uso de los informes de formación; acompañamiento de mujeres maduras; etc.
  • Incluir en el Programa de Formación la dimensión económica de nuestra vida.
  • Evaluar el Proyecto de Formación 2009 y proponer una actualización.

La nueva cultura del cuidado

By Acontecimientos recientes

La nueva cultura del cuidado,

Una opción para este ciclo escolar 2021 – 22

Es lunes muy temprano, las luces de los salones se encienden ya, incluso antes que salga el sol. Los profesores están puntualmente allí, para realizar los protocolos sanitarios covid y organizar la bienvenida a los alumnos.  Nos hemos organizado de manera nueva para poder recibir a todos los alumnos en espacios seguros y adecuados, esto ha implicado cambios en nuestras rutinas… 

Esta mañana nos saludamos con una alegría muy especial que ilumina todos los rostros, aún en la penumbra: hemos esperado este momento desde hace más de 17 meses… y aunque las clases en línea han sido un reto bien logrado, a todos: alumnos, personal y familias, se nos ha hecho un tiempo de prueba muy largo.  Como la barca de nuestro escudo, nos parece haber navegado en medio de la tempestad, de la incertidumbre y el desconcierto, pero siempre sentimos la presencia de Jesús y de María que nos han fortalecido y animado, y hemos sido también apoyo unos para los otros en las circunstancias difíciles que hemos atravesado durante este tiempo. 

Todo el ciclo escolar 2020 – 21 y parte del anterior, el aprendizaje en la virtualidad ha sido la única opción que nos han dejado las autoridades, y solo hemos obtenido permiso para realizar algunas actividades presenciales al final del año, a las que todos hemos acudido con mucha alegría y emoción: los cierres del ciclo escolar, algunas eucaristías con una participación representativa de la comunidad educativa, así como algunas actividades socio-emocionales y deportivas.

Los directivos y las hermanas hemos trabajado gran parte de las vacaciones para que el regreso presencial nos sea acordado por la Secretaría de Educación y la Secretaría de Salud.  Ahora, el gran reto es cuidar todos los protocolos para mantener un control de los contagios y, en lo posible, lograr que alumnos y personal se mantengan libres de covid. 

Al inicio de este ciclo escolar, todo el personal del colegio hemos reflexionado en torno a la “Cultura del cuidado” a la que nos invitó el Papa Francisco en enero 2021.  Todos nos sentimos muy inspirados y convencidos no solo a cuidarnos del covid, cuidar la salud, cuidarnos para cuidar de otros, como tanto se dice hoy…. 

Analizando la crisis ambiental que vive el planeta desde hace varias décadas sentimos la urgencia de hacer nuestro el paradigma del cuidado en todas sus dimensiones: física, espiritual, cuidado del medio ambiente, cuidado del otro… “nos cuidamos o perecemos”, la especie humana nos hemos vuelto la peor amenaza para el planeta 1.  Es necesario “amar cuidando y cuidar amando” 2.

Hoy sabemos que esta nueva cultura implica un cambio de paradigma, el Papa nos lo recuerda: 

En una época dominada por la cultura del descarte, frente al agravamiento de las desigualdades… no perdamos la “brújula” de los principios esenciales que den a la globalización un rumbo común «un rumbo realmente humano». 

  • Apreciar el valor y la dignidad de cada persona,
  • Actuar juntos por el bien común y en solidaridad 

A través de esta brújula, invito todos a comprometernos como profetas y testigos de la cultura del cuidado 3.


 1 Leonardo Boff https://www.youtube.com/watch?v=AMBYAtEAxlc&t=14s
2 Bernardo Toro, conferencia en el congreso SIEI 2021
3 Papa Francisco, mensaje del 1° enero 2021

Cómo aprovechar este tiempo…

By Acontecimientos recientes
“Aprovecha el momento presente, porque Dios te lo regala para corresponder a su gracia”
Santa María Eugenia

Este texto: “Yo creo cielos nuevos y tierra nueva… habrá gozo y regocijo por siempre jamás por lo que voy a crear…” (Isaías 65, 17-21) de la misa del lunes 23 me inspira en estos momentos. Mucho se ha escrito ya sobre la crisis actual: noticias nacionales e internacionales, estadísticas, críticas, consejos… a veces todo esto nos acelera más en vez de ayudarnos a sacar partido de estas circunstancias. Al momento que escribo estas líneas, una hermana de la Asunción de Lourdes me escribe “…muchos quisieran sacar la lección de todo esto, pero para eso, hay que ahondar uno mismo, y cultivar una mirada amplia…”

Entonces, la pregunta podría ser, cómo cada uno puede hacer de esto un espacio fecundo, un tiempo nuevo de ahondar y ampliar la mirada… veamos algunos ejemplos inspiradores de la historia: 

San Ignacio, herido de guerra, tuvo que confinarse varios meses en un cuarto del castillo de Loyola. Allí, escuchando sus movimientos interiores, hizo una profunda experiencia espiritual, base de sus Ejercicios Espirituales, que hoy, después de 4 siglos siguen guiando el crecimiento interior de muchas personas alrededor del mundo.  Henry David Thoreau se confinó en el bosque durante 4 años, “para afrontar los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que tenía que enseñar y no, a la hora de la muerte, descubrir que no había vivido en este tiempo escribió un libro lleno de sabiduría y sentido común llamado Walden.  Ana Frank tuvo que encerrarse en una pieza reducida durante 25 meses para salvar la vida, allí escribió su diario, que sigue marcando generaciones, traducido en más de 20 idiomas…  Santa María Eugenia, después de su conversión, se retiró un año al monasterio de las Benedictinas, donde leyó, oró, releyó su vida, estudió filosofía y teología… al final dirá que ese tiempo realizó el ella un gran cambio de perspectiva, una profunda renovación intelectual y espiritual: está lista para ser fundadora.  Nelson Mandela, arrestado injustamente y confinado a la prisión durante 27 años, no se deja carcomer por la amargura, al contrario, cuando sale, ha alcanzado la estatura necesaria para gobernar Sudáfrica con un espíritu pacificador, conciliador e inclusivo. 

La sabiduría bíblica nos recuerda la fecundidad del confinamiento con narraciones llenas de simbolismo como el Arca de Noé, la cuarentena del pueblo de Israel en el desierto, del profeta Elías, de Jesús… el significado bíblico del número 40 es “tiempo de preparación para un cambio fundamental” …

Indudablemente retirarse, confinarse debe, pues, tener alguna utilidad, pero no es automático, requiere ciertas condiciones. 

Lo característico de todos los personajes citados es su capacidad de entrar en el interior, no solo de su casa, sino de su persona; su asentimiento para centrarse en lo esencial.  Es difícil resistir a la inercia y los efectos de vivir en la superficie incluso ahora. El acceso a las redes y a las comunicaciones instantáneas lejos de unificarnos, nos sigue dispersando. 

Hace poco publicaron en la web una serie de consejos de una Carmelita Descalza, hoy tomo como base este texto para sugerir algunas pistas que hagan de nuestro confinamiento algo creativo, un tiempo de gestación de vida nueva: 

  1. Descubre cuál es tu grado de libertad interior: tu capacidad de adherir voluntariamente a la situación, de asumir lo que hay que hacer, con libertad creativa y no padeciéndola. 
  2. Escucha tus propias inspiraciones y hazte consciente de la belleza de la que eres capaz.
  3. Trabaja tu paz interior: obsérvate, conoce tus impulsos, tu imaginación y tus pasiones y canalízalos, corta el hilo estéril del miedo, la tristeza o la apatía.
  4. Ama: estamos más susceptibles e incluso irritables. Cultiva la paciencia y el sentido común. Acepta y respeta las opiniones y sentimientos de los demás. Se inventivo en pequeños detalles de amor. 
  5. No mates el tiempo: toma consciencia de tus deseos profundos, que no despiertan en el trajín normal de la vida.  Plantéate objetivos para este tiempo: lee, aprende algo nuevo, cultiva el arte, haz ejercicio físico, escribe un diario o tus memorias, haz una lista de personas a las que quieres agradecer algo, haz el inventario de tus talentos, ordena closets, cajones, tus documentos en la computadora… 
  6. Ensancha tus fronteras: no te conformes con lo que ya conoces y sabes, el mundo es más vasto que tus certezas. Date la oportunidad de abrirte a cosas que te aporten sabiduría y una alegría más profunda.
  7. Discierne: se selectivo con lo que recibes de fuera, lo que lees, lo que ves en las pantallas, para evitar entrar en círculos viciosos que te atrapen en la desesperación o te hagan perder el control. ¡El exceso de pantallas nos pone nerviosos! 
  8. No te sientas aislado: el cariño de los que amas sigue allí, aunque las manifestaciones cambien. Tenemos la ventaja de las redes, los teléfonos, internet. Escribe cartas o mensajes nacidos del alma, en vez de transferir cualquier baratija. 
  9. Ofrécete una jornada de reflexión individual para pensar, meditar, relajar mente y cuerpo, valorar la vida, ordenar tus ideas, valores, etc. 
  10. Ora: si tu relación con Dios se quedó en stand by con el trajecito o el vestido blanco de tu primera comunión, vuelve a intentarlo, ahora hay tiempo y serenidad para conversar con Él, que está siempre esperando que le abras la puerta.

Un abrazo a todos, nuestra oración les acompaña, especialmente a todos los que han perdido familiares y amigos… 

 

Ana Sentíes ra.

Querétaro, 25 marzo 2020

Experiencia de mi primera Profesión. Hermana Caro

By Acontecimientos recientes

ELVIA CAROLINA DEL NIÑO JESÚS.

El día sábado 25 de enero del  2020 pronuncié mis primeros votos, en la Congregación de Las Religiosas de la Asunción. 

Pronunciar mis votos ha sido para mí, corresponder al gran amor que Dios me ha manifestado a lo largo de mi vida y a la vez  la respuesta del llamado que Jesús me hizo. Me siento muy feliz y reconozco que  ha sido don de Dios poder hacerlo, Él fue quien me llamó y a ser su discípula y al preguntarle ¿Maestro, dónde vives? Él respondió: Ven y lo verás.  El Sí que pronuncié es porque estoy dispuesta a estar, a vivir y a permanecer con Él. Es una elección en libre y por amor pues he experimentado que “SOLO DIOS BASTA”, por eso quiero vivir de acuerdo a su estilo de vida, quiero ser su discípula experimentando su amor  y dándolo a conocer a los demás. 

El misterio que Dios me regala como puerta de entrada para vivir el llamado que me hace: es el Misterio del Niño Jesús. Misterio que me llama a nacer cada día de nuevo, que me invita a abandonarme en las manos del Padre. Viviendo una dosis de fe,  me invita a vivir la humildad, compartiendo y acogiendo a mis hermanos y hermanas. Son algunas virtudes de la infancia de Jesús. Es él mi modelo, sin embargo también sé que es Él, quien me ayuda, me conforta para responder  y dar mi sí, día con día.

Ahora tengo la certeza de que no camino sola, pues Él va conmigo, mi comunidad, mi familia, la Iglesia. Soy consciente de que ha sido Él quien me ha llamado y ha hecho alianza conmigo. Por eso me abandono a Él para vivir una vida apasionada y así trabajar en la extensión de su Reino. Y por su gracia ser fiel a mi vocación en esta Congregación de Las religiosas de la Asunción.

                            “Mi mirada fija en Jesucristo y en la extensión de su Reino”   (MME.)

Formación de profesores de nuevo ingreso en el MPPA

By Acontecimientos recientes

Nos hemos reunido los colegios de Qro., Aguilas, Milleret, y León con los maestros de nuevo ingreso para reflexionar sobre la Filosofía Asunción en la Educación.

Es una riqueza compartir nuestras experiencias de educación desde la herencia de Ma. Eugenia que nos invita a transformar a la sociedad a través de la educación y los valores del Evangelio.

Hicimos divertidas dinámicas para para capacitar y formar a los maestros de nuevo ingreso en la Educación Transformadora Asunción.