Monthly Archives

diciembre 2019

Visita a León 2019

By Acontecimientos recientes

Había una vez un grupo de amigos,  religiosas y laicos, invitados por la siempre alegre M Brigitte, que tomaron carretera con destino “ El Bajío”. Era en viernes 8 de noviembre del 2019, y en 2 vehículos de pasajeros, casi llenos, arrancaron, unos más temprano que otros. Mientras los aguardaban en una ardua tarea de limpieza y cocina (así como la improvisación de un pasadizo secreto con una silla como escalera), las religiosas y laicos de León.  

A pesar de Waze, y gracias a la orientación de M Lola, llegamos puntualitos el sábado a las 9 am a la casa de las hermanas en León. Nos esperaban con unos deliciosos chilaquiles (la olla alcanzaba para un regimiento), frjolitos, fruta, pan, café, etcétera, todo delicioso, con sabor a cariño.

Esta vez, y por única vez, lo hicimos al revés. Después de la mástica,y las presentaciones de los comensales, (algunos no teníamos la alegría de conocernos), pasamos a la mística. El Padre Abel, sacerdote de la Parroquia, nos convocó a misa. Y ahí, en su homilía, nos hizo un especial llamado a la Santidad, a través de una frase: “Hacer lo que te Toca, bien y de buenas”. 

Fuimos descubriendo los espacios de la recién terminada construcción de la casa, y después de misa, regresamos al salón donde desayunamos, con un acomodo distinto de mesas y sillas.  Así dio inicio el compartir de los participantes. M Rosita nos platicó que en Cuba la experiencia de Fe es transmitida por las abuelas y hasta las tatarabuelas. Que el control que se vive, busca alejar a la gente de la Fe. Nos pidió orar por Cuba, donde todo se permite, por sus carencias, a todo nivel.

Después, M Brigitte nos recordó que el Carisma es un Don de Dios a la Iglesia y al Mundo. Que se cultiva en 3 dimensiones:

1. La Vida Contemplativa.
2. La Vida Comunitaria Cálida, y
3. La Vida Apostólica llena (acción significativa en nuestra esfera). Recordamos los grupos que integran Asunción Juntos en la provincia de México.

Lola Hernández comentó que en Querétaro hay un grupo llamado Las y Remos, de jóvenes a partir de secundaria. Y comentaron que en Carrasco está el grupo Semillitas y Pandillas. Esto como ejemplos de lo que se vive en la Provincia , con niños y jóvenes.

M Eugenia comentó que la formación de los papás que quieren inscribir a sus niños en escuelas del Asunción, es muy importante, y debe ser un compromiso. Nos recordó que la experiencia de laicos es Vivir el Bautismo y reconocer nuestra Misión.

M Brigitte nos habló, finalmente, del “Encuentro Americano Asunción Juntos 2020”, que se llevará a cabo en el mes de noviembre. Participarán representantes de cada provincia del Continente, y de España como país invitado. Los objetivos del “Encuentro Asunción Juntos al SERVICIO DE LA VIDA”, serán el profundizar en el Carisma e identidad de Asuncón Juntos, y comprometerse en las diferentes realidades. Los temas de Encuentro serán:
Migrantes. 
Familia.
Ecología. 
Jóvenes.
Interculturalidad.

Finalizamos nuestra visita recorriendo la nueva construcción de la casa de las Hermanas en León, y deseando vernos muy pronto de nuevo.

Retiro de segundo año de preparatoria

By Acontecimientos recientes

Reseña San Ilde

 

La pedagogía de proyecto es una pedagogía de inmersión: sumergir a los jóvenes en situaciones nuevas para ellos, lo que les permite abrirse a la complejidad del mundo y encontrar su lugar (Documento pre-capitular de Pedagogía Asunción 2006)

Los alumnos de segundo año de preparatoria (bachillerato) vivieron su retiro los días 7, 8 y 9 de noviembre. Fue una experiencia de encuentro y trabajo con familias campesinas en la comunidad de San Ildefonso, Amealco. Tuvimos la oportunidad de conocer y convivir con 6 familias de la comunidad, 5 de ellas agricultoras y la última artesana. 

Empezamos con una oración de envío en el colegio, con un símbolo, unas manos, reflexionamos acerca de cómo ellas pueden ser medio para ayudar y ponernos al servicio de otros. Al llegar a San Ildefonso, a una hora de camino, nos integramos de inmediato con las familias y apoyándolos en las labores cotidianas.

Por la tarde visitamos el Instituto Intercultural Ñöñho (también conocido como Universidad Indígena), ahí compartimos los alimentos con estudiantes y profesores y conocimos la labor realiza esta institución y cómo busca transformar la realidad de la comunidad local.

El viernes 8 de noviembre nos acompañó el símbolo de los ojos, salimos a trabajar al campo con la encomienda de estar atentos a observar con mirada vigilante las historias, el contexto y la comunidad. Luego de esta jornada de trabajo en el campo los jóvenes volvieron agotados. Por la tarde conocimos a Donata, una mujer indígena que nos recibió en su casa y compartió cómo ha sido su proceso de búsqueda y construcción de su proyecto de vida, su compromiso social y político por su pueblo, así como la variedad de actividades que ha desarrollado siempre con miras a responder ¿cómo puedo servir mejor a los demás?

El sábado 9 de noviembre nos acompañó el símbolo del corazón, pensando qué sentimientos e historias nos llevamos, qué atesoraremos de esta experiencia. Este último día de trabajo fue breve, estuvimos compartiendo con la familia con la que trabajamos y entregamos un pequeño gesto de agradecimiento a cada una de ellas.

Cerramos nuestra experiencia visitando la iglesia antigua, reflexionando allí acerca del llamado que Dios nos hace a vivir en nuestro contexto aquello que experimentamos en San Ildefonso: humildad, espíritu de servicio, disponibilidad, esfuerzo, gratitud.

A continuación, les compartimos algunos de los testimonios de los jóvenes:

“Lo más significativo para mí fue el poder vivir la realidad de las personas que viven y trabajan en el campo, así como valorar lo que tengo.” Camila, 17 años.

“Fue una experiencia que me hizo crecer como persona. Me gustó mucho, me sentí contento de poder ayudar. Es algo que volvería a hacer sin duda alguna.” Juan Pablo, 17 años.

“Me gustó aprender cosas nuevas en la milpa, pero sobre todo a vivir con lo necesario, ya que así es como vive la gente ahí. Vi que las personas de edad avanzada necesitan mucha ayuda y me dio satisfacción poder ayudarlos. Creo que es una experiencia que todos los del Asunción deben tener, ya que ponemos en práctica los valores que la escuela nos enseña.” Mariana, 17 años.

“Para mí San Ildefonso fue una experiencia de humanización, pues me permitió conectarme y conocerme con mi otro yo, en un entorno y una dinámica distinta. Además, conocí muy buenas personas, humildes y honradas, que me permitieron conocer un poco de su día a día. En resumen, me gustó mucho y sí lo volvería a repetir.” Santiago, 17 años.

“Me encantó la experiencia porque no sólo me dejó nuevos conocimientos, sino que cambió mi perspectiva hacia el trabajo que realizan los campesinos y me enseñó a valorarlo muchísimo. Además, creo que también aprendí a valorar más la vida que tengo.” Fer, 17 años.

“Si tuviera que escoger una palabra que lo defina sería: cambio. Porque lejos de todo el trabajo que hicimos, fue un gran cambio el darnos cuenta de otras realidades y valorar lo que tenemos.” Andrés, 17 años.

Edith Pedroza, responsable de pastoral, Bachillerato

Querétaro, México

21 de noviembre de 2019.